La encuesta del Centro de Estudios Públicos mostró que la adhesión a las coaliciones políticas, tiene un bajísimo nivel de aceptación. El Congreso en una escala de 1 a 7 registró una nota de 2,65. En tanto, las coaliciones políticas obtienen también un porcentaje de aprobación muy bajo. La Nueva Mayoría tiene sólo un 8% y la oposición de Chile Vamos llega hasta el 10%.

Paralelamente, las noticias para el gobierno de Michelle Bachelet se oyen desoladoras. La aprobación a la gestión de la Presidenta registró un histórico 15%

 

En ese contexto, el sociólogo Alberto Mayol analizó el panorama político que hay en Chile a partir de los datos de la encuesta.

“Un gobierno, por más problemas que tenga, si demuestra gobernabilidad, si demuestra que tiene una línea clara, que no retrocede y que no rebota en los procesos, en general el gobierno puede estar muy bajo, pero se mantiene en ese nivel“, afirmó en conversación con radio Bio Bio 

Para Mayol, las cifras muestran un estado calamitoso de nuestro sistema político, evidenciando la ruptura entre la articulación del poder político y la ciudadanía. “Aquí quien gana es el vacío, es un escenario muy difícil en términos de la capacidad de articulación y vinculación entre la política y la sociedad. El sistema político queda sin las condiciones mínimas para poder operar”, aseguró.

Más allá de una colección de datos de los que se pueden sacar determinadas conclusiones, para Mayol esta encuesta sirve como un insumo para entender lo que realmente ocurre en la sociedad. “Las encuestas hay que leerlas con lo que pueden decir y evitar tratar de sacar las conclusiones que son excesivas y evitar caer en la lectura del dato por el dato. La gracia es tratar de entender qué es lo que está pasando y las encuestas sirven para eso”, afirmó.

En el caso de las cuentas alegres que puede sacar Sebastián Piñera al ser el político mejor aspectado,  frente a la pregunta “quien  quiere que sea Presidente”,  pero con un discreto 14%, Mayol reacciona con cautela y asegura que “Si pensamos que esto es una medición que se produce antes de los días más malos de Sebastián Piñera, que es el que está punteando, por las denuncias que ha recibido en Argentina, estamos hablando en un escenario aún más incierto, porque Piñera había sido golpeado por ningún caso de modo directo y claro y este caso lo golpeó. Es un daño, y uno puede decir que el escenario se ve muy abierto, pero sin actores relevantes“, aseguró.

 


[mi][mi]

Related Post

[mi]