El rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, acusó una “total incapacidad técnica” de parte del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet para realizar las reformas.

En entrevista con Radio Duna, la autoridad académica comenzó aclarando que “la política no solo consiste en dibujar un horizontes apetecible para las personas, consiste además en la capacidad técnica de alcanzar o acercarse a ese horizonte. Y en esto último, el gobierno ha demostrado una impericia gigantesca. Una incapacidad técnica total”.

“El mejor ejemplo de esto es la reforma educacional. Recordemos todo cuando se dijo, a propósito de la reforma al sistema escolar, ¿qué fue lo que hicimos?, prácticamente nada. El sistema escolar siguió siendo más o menos el mismo, un sector municipalizado, empobrecido, un sector particular subvencionado que ahora es sin fines de lucro y al que se ha transferido una gigantesca cantidad de recursos. Nunca un gobierno de Chile había trasferido tanto dinero a operadores privados como parece haber ocurrido con la reforma al sistema escolar”, reparó el columnista.

Agregando que “el 7 por ciento más rico de Chile sigue asistiendo a colegios particulares pagados. En qué quedaron todos los excesos retóricos de impedir que el sistema escolar reprodujera aquello. En ninguna parte”.

“En materia de educación superior, el gobierno logró presentar un proyecto de reforma a la educación superior luego de más de dos años de trabajosos esfuerzos para ofrecer un proyecto que es pobre, técnicamente deficiente y que no atiende la demanda a ninguno de los actores del sistema”, prosiguió.

“Este gobierno ha tenido un desempeño técnico totalmente mediocre. Ha tenido unas expectativas exageradas, un horizonte normativo razonable, pero una impericia total a la hora de alcanzarlo”, declaró el rector de la UDP.

Consultado por la paradoja que revela la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), donde por un lado aparece la ciudadanía rechazando a toda la clase política y, por otro lado, figuran los ex Presidentes Lagos y Piñera como posibles abanderados, Carlos Peña concluyó: “Eso no deja de ser sorprendente (…) para un gobierno como el de la Presidenta Michelle Bachelet, que presumió iniciar un nuevo ciclo de la política, prácticamente doblar una esquina de la historia para comenzar una etapa hasta entonces inexistente, que al cabo de cuatro años la ciudadanía en su conjunto y la clase política acaben mirando a dos ex Presidentes, aquellos que lideraron el proceso al que la Presidenta Bachelet pretendía poner término, no deja de ser una muestra muy elocuente del destino que ha tenido la gestión de este gobierno, que quiso ser el umbral de un nuevo ciclo y hasta ahora -ojalá no ocurra- va a acabar siendo un paréntesis”.


[mi][mi]

Related Post

[mi]