El Instituto de Salud Pública (ISP) declaró una alerta sanitaria por la rotura de preservativos de procedencia china que son distribuidos de forma gratuita por las autoridades en los Centros de Salud Familiar (CESFAM).

Al menos tres lotes del producto fueron retirados y pasaron a cuarentena, además de hacer un llamado a la población para que no fueran utilizados aquellos que no habían sido apartados de los centros.

Según las autoridades, los preservativos presentaban anomalías tanto en su impermeabilidad como en su pequeño tamaño, lo que suponía un problema con el envase en el momento de la extracción del mismo.

De ello dio parte el Programa de la Mujer y el Programa de Promoción de la Salud Sexual y Prevención del VIH y las Infecciones de Transmisión sexual (ITS), instituciones que notificaron al Ministerio de Salud de los defectos que presentaban los condones.

Las advertencias sanitarias se dieron desde las regiones de Arica y Parinacota, Coquimbo y de Los Lagos.

Este martes, el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, explicó que la situación se circunscribe solo a los lotes de los preservativos Kaiju reportados como defectuosos (150301, 150305 y 150307).

En tanto, el director del ISP, Alex Figueroa, aseguró que el ingreso de los condones chinos al país fueron autorizados en 2015.

“Descartamos alguna situación de falla anterior o de falla del producto en partidas anteriores”, declaró Figueroa.

Asimismo, enfatizó que existen dudas sobre la verificación del organismo privado a cargo de controlar la calidad del producto, así como también por parte de la empresa responsable de la conservación y almacenamiento de los mismos.

Por tal razón, dijo, se instruyó una investigación.

Por su parte, la empresa de preservativos Kaiju comunicó: “Nunca tuvimos ninguna queja de los servicios de salud”.

“Desde principios del año 2015 empezamos a trabajar con Cenabast para el programa de la mujer (…) Este producto llegó a Chile el año 2014-2015 donde por medio de Cesmec se hizo todas las pruebas siendo resuelto cada lote ingresado sin ningún tipo de problemas de ruptura y tamaño”, agregó.

La empresa hizo un llamado a “no dejarse llevar por una mala información o información incompleta, ya que nosotros como personas, empresa y marca quedamos mal vistos por una mala gestión”, agregando que “no porque el producto sea chino es malo, como ya se mencionó contamos con todos los certificados que este gobierno solicita”.


[mi][mi]

Related Post

[mi]