Según cifras entregadas por trabajadores del hospital San Juan de Dios, ayer se vivió uno de los episodios más críticos en el contexto de las dificultades que atraviesa dicho centro hospitalario, con 55 pacientes que debieron ser atendidos en los pasillos.

Rodrigo Geubler, presidente de la Fenpruss, afirmó que “se decidió no atender los casos de mediana y baja complejidad por el hecho de que debiera ser el Sapu o los consultorios los que resuelvan esas necesidades”, según consignó La Tercera.

Una de las pacientes que estuvo en la espera comentó a CNN Chile que “no tengo nada que decir de los doctores ni de los enfermeros. Ellos están trabajando en pésimas condiciones y hacen lo que pueden por la gente, sino que es el sistema. Me gustaría que alguno de los ministros o senadores pudiera estar un ratito aquí”, afirmó.

Este es el segundo caso similar después de que, el 2 de agosto, las autoridades del Hospital San José reconocieran el las dificultades para cumplir con la demanda de atención.

Sin embargo, la ministra de Salud, Carmen Castillo, afirmó que no se trata de un colapso sino de un aumento de las atenciones a partir de los casos de influenza que se han incrementado. “No queremos hablar de colapso, porque estamos reconvirtiendo, además de lo que ya teníamos, más camas para dar respuesta a la gravedad de lo que estamos viendo”, afirmó.


[mi][mi]

Related Post

[mi]