La ministra de Educación, Adriana Delpiano, apoyó en Tele13 Radio la decisión de la Universidad Alberto Hurtado de sancionar a los alumnos que participaron en la toma del establecimiento en junio y julio de este año. 

Entre las medidas adoptadas por la casa de estudios está la suspensión por un año de 22 alumnos y la expulsión de otros tres por los daños que fueron avaluados en $110 millones.

“No nos podemos habituar como país a que esto es natural, de que alguien hace una toma y deja dañado el establecimiento”, indicó.

En este sentido, agregó que “la toma de por sí es un acto de fuerza complejo y hay otras maneras como la marcha, la conversación para expresar algo con lo que no se está de acuerdo o hacer propuestas”.

“Si lo dejas absolutamente destruido, me parece que dentro de las atribuciones de la Universidad Alberto Hurtado, creo que lo ha hecho bien”, remató. 

Fuente:T13.cl

Related Post

[mi]