Los tres puntos, vitales para afrontar bien el descanso liguero y afianzarse arriba en la clasificación. Los de casa, y sobre todo Eusebio Sacristán, llegan muy cuestionados al …

Después de una semana frenética la Liga, con tres partidos en apenas siete días, recupera su formato habitual: un partido cada semana. En este caso se trata del último partido antes de afrontar el parón debido a los compromisos internacionales. Con el objetivo de llegar lo más tranquilos posibles llegan al encuentro que abrirá la séptima jornada la Real Sociedad y el Betis en Anoeta el viernes (20:45 horas). Sin embargo, las situaciones son opuestas: los Txuri-Urdin llegan tras perder y los verdiblancos vencieron en su casa. Ambos disputaron sendos derbis el pasado fin de semana ante Eibar y Málaga respectivamente. Los tres puntos y llegar al descanso con 10 puntos en el casillero, objetivo tanto para los de Eusebio Sacristán como para los de Gustavo Poyet.

El Granada despide a Paco Jémez

Los donostiarras han vuelto a sacar a la luz todas las dudas que tenían sus aficionados a comienzo de temporada. La nefasta imagen ofrecida en Ipurua (cayeron 2-0 ante los armeros el pasado sábado) ha vuelto a abrir el cajón de críticas para un equipo que llegaba tras golear al Las Palmas (4-1) apenas tres días antes. El técnico vallisoletano varió, por sexta jornada consecutiva, la alineación titular y en esta ocasión el efecto no fue el deseado. La tarjeta roja a Aritz Elustondo condicionó en choque pasados los veinte minutos, aunque no es excusa para olvidar la imagen ofrecida por los guipuzcoanos, que estuvieron a merced de su rival en todo momento.

Las miradas de los aficionados realistas vuelven a apuntar a Eusebio Sacristán. La Real Socieedad todavía no ha arrancado y los 7 puntos logrados en seis jornadas son un pobre bagaje que se asimila a lo obtenido David Moyes el curso pasado (destituido en noviembre). El jarro de agua fría habitual tras un gran partido cosechado con victoria vuelve a estar en Anoeta. De hecho, los locales apenas han sido capaces de sumar más allá de dos victorias consecutivas desde hace mucho tiempo (en febrero lograron cuatro triunfos seguidos). El equipo debe resurgir ya y volver a mostrar su mejor cara en casa para engancharse, y no dejarse caer, en la zona alta de la clasificación, concretamente en los puestos europeos, donde debería estar luchando a final de temporada.

Agenda TV: Los partidos de la semana

El Betis, por otro lado, llega con los tres puntos en el bolsillo tras su última victoria por la mínima (1-0) ante el Málaga en un encuentro que no estuvo exento de polémica. Los pupilos de Gustavo Poyet lograron los tres puntos gracias al tanto de Joaquín Sánchez, que estará disponible para jugar en el feudo donostiarra. Tres puntos que tras caer en el derbi sevillano (1-0) han servido para escalar a mitad de la tabla con 8 puntos en el casillero, uno más que su rival el viernes. Los verdiblancos han sumado en este inicio de temporada dos victorias (ante Valencia y Málaga), dos empates (ante Deportivo y Granada) y dos derrotas (ante Barcelona en la jornada inaugural y ante Sevilla). Llegar de la mejor forma al parón internacional es vital para un equipo que el próximo sábado 15 de octubre recibirá en casa nada menos que al Real Madrid (20:45 horas).

La victoria, por tanto, es fundamental para los dos equipos. No sólo por ganar, sino por afianzarse por encima de la mitad de la clasificación en el mes de octubre, además de superar la decena de puntos, vital para el conjunto visitante, que, en principio, tendrá más problemas para la permanencia. Los locales tampoco pueden confiarse ante un equipo que llega en buena forma y que ya dio un susto en el Sánchez Pizjuán. En 29 ocasiones han vencido los de casa, la última la temporada pasada (2-1 con goles de Xabi Prieto e Iñigo Martínez) a finales de enero de este mismo año. Sin embargo, la situación actual es diferente y lo vital es cosechar tres puntos que den al equipo un suspiro, disipen el mar de dudas que existe, o alguna de ellas, y llegar al parón internacional con tranquilidad para preparar bien los próximos compromisos.

[mi][mi]

Related Post

[mi]