Una anecdótica situación se registró el pasado 23 de septiembre en la superficie de un volcán cuando un cóndor sacó de foco una de las cámaras que controlan la actividad del Complejo Volcánico Nevados de Chillán.

La situación se dio cuando el ave se posó sobre la cámara de control y la dejó fuera de ángulo.

De acuerdo con el Director Nacional del Sernageomín, Rodrigo Álvarez, esta situación no pone en riesgo la continuidad de la vigilancia sobre este volcán, ya que hay dos cámaras más que continúan el monitoreo.

“Es una anécdota que ejemplifica una de las muchas situaciones a las que está expuesto el equipamiento de vigilancia instalado en los 45 volcanes activos más peligrosos del país”, dijo.

Ahora, para remedar la situación, un helicóptero tendrá que viajar hasta la zona para reponer el tiro de cámara sobre el cráter que ha estado activo.

El Complejo Volcánico Nevados de Chillán es uno de los que posee más equipamiento, con 7 estaciones sismológicas, 5 GPS, 2 inclinómetros, 3 cámaras IP, 1 equipo de monitoreo de gases y 1 estación acústica.  

El Sernageomin compartió la siguiente secuencia: 

Fuente:T13.cl

Related Post

[mi]