El alcalde de Colina Mario Olavarría (UDI) busca la reelección. Pero tiene un problema. Ayer el fiscal de la zona occidente José Luis Pérez-Calaf pidió que sea formalizado por presunto fraude al Fisco en el denominado “caso basura” donde se investigan pagos irregulares en la licitación de la recolección de desechos domiciliarios en algunas comunas de Santiago.

“Es una actuación de intervención política que no había visto. Hacer esto veinte días antes de la elección, cuando es una investigación que para mi gusto siempre fue de carácter administrativo que la pudo haber zanjado hace mucho tiempo, y justo ahora se pretende formalizar, encuentro que es claramente injusto y de clara intervención política”, dijo Olavarría a La Tercera.

El alcalde afirmó que el fiscal tiene motivaciones para perjudicarlo  “es obvio, es un fiscal que está hace poco tiempo llegado y quiere tener alguna figuración. Él no ha tenido ninguna figuración, no tiene ningún caso relevante en sus manos, como  lo tienen otros fiscales, y es una buena forma, una buena vitrina, eso es lo que yo veo a simple vista porque no tiene ninguna justificación. Yo creo que este es comienzo de lo que podría llamarse la injerencia del Ministerio Público en las elecciones”, aseguró.

Pero Olavarría fue más allá y afirmó que los persecutores tienen una filiación política, a su juicio, marcada. “Los fiscales son todas personas que pertenecen a la Nueva Mayoría, eso no me cabe ninguna duda. ¿No llama la atención que veinte días antes de la elección se quiera formalizar algo que pudo hacerlo seis meses atrás?”, se preguntó.

“El fiscal Pérez-Calaf está interviniendo procesos electorales al presentar esto. Yo creo que un juez normal y serio no puede aceptar que esto se vea antes de la elección”, enfatizó


[mi][mi]

Related Post

[mi]