Los gallegos acumulan su tercera victoria consecutiva realizando lo contrario a la pasada temporada

El Celta de Vigo es todo un misterio. El equipo del Toto Berizzo maravilló a toda España la pasada temporada con su juego y sus goles a costa de ser en más de una ocasión un coladero defensivo y en la presente temporada está realizando exactamente lo contrario.

No solo eso, los gallegos, que antes acostumbraban realizar grandes primeras partes y tener bajones en la segunda mitad de los partidos, ahora suelen hacer también todo lo opuesto, demostrando muchas dificultades para arrancar los partidos y una gran fuerza mental, paciencia y sangre fría para resolverlos en los minutos finales.

También está mostrando este equipo una solidez defensiva nunca vista en Vigo, con solo un gol encajado en los últimos cuatro partidos disputados, y el gol fue anotado desde el punto de penalti. El Celta se ha convertido de repente en un equipo resolutivo y con mucho oficio.

Celta 2-0 Panathinaikos: Los de Berizzo se abonan a los últimos minutos

El partido contra el Panathinaikos fue otro claro ejemplo de ello, y no solo eso, sino que además fue un partido en el que Berizzo hizo los cambios pronto, con las tres balas quemadas en el minuto 75 de juego. Además, Guidetti no solo no fue el primero en ser sustituído sino que, rompiendo con la tradición, se quedó hasta el final del partido y marcó el gol de la victoria en el 84, como demostrando al Toto que puede contar con él hasta el final.

La guinda del pastel la puso Daniel Wass que, con algo de ayuda del portero, marcó al fin un gol de tiro libre después de una temporada y media intentándolo. Hasta el árbitro, en casa de duda, barrió para ‘Casa Celta’, ¡algo nunca visto en Balaídos!

¿Qué le pasa a este Celta al que le sale todo, que no logra jugar como siempre pero sí gana como nunca?

[mi][mi]

Related Post

[mi]