El 5 del Barcelona asegura más el pase, recupera menos balones y gana menos saltos, pero también pierde menos y sigue ofreciéndose



ANÁLISIS


El error de Sergio Busquets que precipitó el 1-0 ante el M’Gladbach no revela nada que pueda hacerse extensivo a las facetas más relevantes de su juego esta temporada. Es, en líneas generales y con márgenes muy estrechos, el mismo de siempre, solo que errores como el cometido en Alemania, relativamente impropios en él, llaman más la atención precisamente por lo poco habituados que estamos a verle fallar.

Todas las noticias del FC Barcelona, en Goal

Un rápido vistazo a sus estadísticas en las últimas dos temporadas da pistas de cómo mantiene sus números en equilibrio: en esta, promedia 70 pases por partido como en la anterior, por encima de los 65 de hace dos cursos. Sin embargo, pese a que sigue ofreciéndose y participando casi igual, este año mantiene el porcentaje de acierto ligeramente por encima con un 92,3%, medida espectacular para un futbolista en su puesto.

En robos y recuperaciones Busquets ha sido de largo el futbolista más regular del continente en los últimos años: esta temporada roba menos (cada 16 minutos frente a los 14 de las dos temporadas anteriores), pero también tarda más en perder un balón: cada 13 minutos en el presente ejercicio, por encima de los 10 del año pasado y también de los 12 del anterior. Ha asentado su presencia y sigue midiendo la hora de meter la pierna.

OPINIÓN: Arda Turan se doctora en Mönchengladbach

Llama la atención, no obstante, la presunta falta de entusiasmo a la hora de pelear balones aéreos: Busquets, pese a rozar el 1.90, sólo ha ganado esta temporada el 35% de los duelos aéreos, lejos del 59% del curso anterior y el 49% de la temporada 2014-2015. En su posición, ganar saques y envíos largos es crucial no sólo de cara a la propia portería sino también de cara a la meta rival.

Uno de los jugadores menos sustituibles del fútbol mundial para cualquiera de los entrenadores que ha tenido no podría mantenerse tantos años en la élite sin una regularidad firme que, en vistas de la comparativa con el año en que supuestamente más estaba fallando, todavía abraza y cuida como el que más.

[mi][mi]

Related Post

[mi]