Tras participar en un seminario de la Asociación de Municipalidades de Chile (AMUCH), el ex Presidente Sebastián Piñera abordó uno de los flancos que hoy enfrenta a nivel público.

El primero de ellos fue el caso Exalmar, que estalló hace dos semanas cuando se reveló que Bancard, el family office del ex Mandatario, invirtió en dicha empresa pesquera peruana mientras se desarrollaba el juicio con Lima en La Haya.

El caso golpeó a Piñera, quien se ha visto obligado a aclarar el tema en varias oportunidades y en la encuesta Cadem de este lunes el impacto quedó en evidencia, al caer cuatro puntos porcentuales en la intención de voto espontánea en la carrera presidencial.

En el sondeo, el ex ex jefe de Estado bajó de 26% a 22% y redujo su ventaja sobre Alejandro Guillier, quien se ubicó en segundo lugar con 17%, quedando cinco puntos porcentuales por debajo de Piñera, mientras que la semana pasada la diferencia era de ocho puntos.

El tema fue abordado por el propio ex Mandatario con un grupo de parlamentarios de Chile Vamos que lo visitó el lunes en sus oficinas. En la oposición se sostiene que no se puede negar el efecto negativo del caso Exalmar en la figura del ex Presidenta. En la cita del lunes, según cuentan quienes conocieron su contenido, se analizó la caída de Piñera, hasta ahora ningún otro candidato logró capitalizar esta baja.

Entiendo que seguimos estando en la primera posición, y yo me imagino que a todos les gustaría estar en la posición en que estamos hoy día, pero es una foto”, dijo este martes el ex Presidente al ser consultado sobre la encuesta Cadem.

El ex Mandatario planteó que en los últimos meses ha habido alzas y bajas en los estudios de opinión pública “y así son las encuestas, igual como no comentaba las encuestas cuando los resultados eran espectaculares, tampoco comento las encuestas cuando los resultados son muy buenos, pero no tan espectaculares”.

Exalmar y el fideicomiso ciego

En este contexto, Piñera planteó que “es bueno para Chile dar un paso más y establecer que la obligación de fideicomiso que la ley actual contempla sólo para las inversiones en Chile se haga  extensiva también para las inversiones financieras fuera de Chile”.

Su planteamiento formaba parte de una estrategia coordinada con los partidos opositores para salir a enfrentar el flanco abierto por el caso Exalmar. Ayer, en el almuerzo, Piñera acordó con parlamentarios de RN que ellos presentaran un proyecto de ley extendiendo la obligación de incluir en un fideicomiso los activos en el extranjero.

Algo que fue concretado este mediodía por diputados de RN, entre ellos Paulina Núñez.

La polémica en torno a las inversiones de Piñera se reabrió este martes a propósito de la visita del Presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, ex integrante del directorio de la pesquera peruana. 

El gobernante peruano defendió al ex Presidente chileno, lo que gaitlló críticas desde la Nueva Mayoría.

En este cuadro, Piñera indicó que el mandatario limeño “tiene la situación perfectamente clara”. “Los chilenos se dan cuenta que la motivación detrás de esta campaña es solamente debilitar una opción presidencia, pero yo aún no he tomado mi decisión”, agregó el ex Mandatario.

La propuesta para frenar la inmigración ilegal

En paralelo a la polémica por su inversión en Perú, Piñera salió esta martes a impulsar un nuevo debate: la necesidad de endurecer las normas en torno al control de los inmigrantes ilegales.

En declaraciones a La Tercera, el ex Presidente indicó que “muchas de las bandas de delincuentes en Chile son de extranjeros”.

Consultado sobre una comparación con el caso de Donald Trump, quien impulsa la construcción de un muro que separe Estados Unidos de México, Piñera volvió a referirse al tema este martes.

“Donald Trump es un caso absolutamente aparte. Él lo que quiere es deportar a 12 millones de personas, quiere construir un muro que separe a México de Estados Unidos, yo no quiero construir ningún muro y no queremos deportar a ningún inmigrante que esté en Chile de forma legal”, sostuvo Piñera.

El ex Mandatario marcó diferencias entre los inmigrantes que llegan a Chile y aportan a la sociedad y quienes cometerian delitos.

“Se tienen que cerrar totalmente las fronteras a males como el narcotráfico, el contrabando, el crimen organizado o la inmigración ilegal. De esa forma vamos a lograr que la inmigración sea un aporte para nuestro país y vamos a dejar fuera lo que no queremos que entre a nuestro país”, afirmó el ex Presidente.

“Chile nunca ha sido un país ni racista ni xenófobo y espero que nunca lo sea (…) los inmigrantes que ha llegado a Chile han sido un tremendo aporte a nuestro país”, sostuvo Piñera, pero remarcó en varias ocasiones que “no queremos que entren a Chile narcotraficantes, no queremos que entre a Chile crimen organizado, no queremos que entre a Chile inmigración ilegal”.

Fuente:T13.cl

Related Post

[mi]