“Lamentablemente estamos ante una operación negligente sobre cálculo de combustible”, sostuvo el especialista en aviación y ex comandante de Aerolíneas Argentinas, Jorge Polanco, respecto del accidente aéreo del pasado lunes en Colombia que dejó 71 víctimas mortales, la mayoría pertenecientes al club de fútbol brasileño Chapecoense.

A juicio del experto, “la verdad va a surgir de los restos del avión que no se incendiaron y de la caja negra, más los papeles que están en el aeropuerto de salida donde se va a poder constatar la cantidad de combustible que cargaron y el peso que pusieron”.

“Obviamente ese avión no está preparado para recorrer ese tipo de distancia, no está preparado para volar ese tipo de rutas. Este avión fue creado en el 83 por la industria Británica, se fabricaron solamente 390, es para volar en distancias muy cortas, de una hora o una hora y media sobre grandes ciudades”, agregó.

“Al no estar exigido en potencia es un avión muy silencioso y puede aterrizar y despegar en pistas muy cortas. El avión fue concebido para un trabajo especial”, indicó Polanco.

Recordó que la empresa es de origen venezolana y se trasladó a Bolivia en 2009, donde “sacó un certificado de explotación aérea que no condice con el trabajo que estaba haciendo. Es una empresa que en su historial tiene más de 180 muertos, desde el 1983 a la fecha y de eso la gente no se entera”.

“Se traslada a Bolivia porque las cosas eran más laxas y ahí toman contacto con la Conmebol y empiezan a hacer los vuelos del fixture de partidos internacionales. Y la Conmebol la recomienda y la sugiere a la compañía”, explica.

Consultado por la versión de que el piloto tiró el combustible para que el avión no explotara, dijo: “Esto es una falacia total. No llegaban con el combustible que tenían. ¿Cómo van a tirar combustible si lo que faltaba era combustible?”.


[mi][mi]

Related Post

[mi]