El Banco Central analizó negativamente los efectos que tendría en la economía nacional el regresar a un sistema previsional de reparto, a través de un texto firmado, entre otros, por su presidente Mario Marcel.

“Sus efectos macroeconómicos son negativos sin ambigüedad, puesto que el ahorro, el consumo, la inversión y el empleo se ven afectados” dice el documento, que luego agrega: “En largo plazo, es el sistema que menos hace crecer las pensiones. Peligro alto de problemas fiscales: aumento deuda pública podría llegar a alrededor de 40% PIB hacia 2050”.

Respecto a la propuesta de ahorro intergeneracional del gobierno señala que “es clave incorporar incentivos a la formalización y definir con precisión los derechos de propiedad sobre los fondos generacionales”.


[mi][mi]

Related Post

[mi]