La llegada de un avión Supertanker a Chile para combatir los incendios forestales en la Región del Maule y O’Higgins se produjo tras una inesperada polémica sobre la efectividad de la aeronave para enfrentar este tipo de desastres.

La discusión tiene en el centro al director ejecutivo de la Conaf, Aarón Cavieres, quien cambió de postura al analizar la utilidad del avión.

Primero, el funcionario planteó el lunes pasado reparos al Supertanker en una entrevista en 24H. “Aviones más grandes no sirven para combatir este tipo de emergencias”, dijo ese día.

El director de la Conaf planteó en dicha oportunidad que “una aeronave grande no puede descender tanto, por lo que toda el agua que lance desde las alturas no generaría mayor impacto en el fuego”. Ello impide, a su juicio, que el agua que lance genera un impacto mayor en el fuego.

Según Cavieres, “hemos tenido ejemplos concretos en Chile y España, en donde maquinaria más grande que la existente hoy en la Conaf suelta agua, pero sólo traen una llovizna inútil”.

Ese mismo día, Lucy Ana Avilés -la chilena que vive en Estados Unidos y cuya fundación Vientos del Sur ofreció y costeó el envío a Chile del avión- publicó en su cuenta de Facebook mensajes -algunos en tono crítico- aludiendo a trabas del gobierno chileno para recibir la ayuda.

Esperando la autorización para partir desde EEUU a combatir los incendios que estamos sufriendo en Chile”, escribió ese lunes, señalando que el tema lo comenzó a gestionar el sábado.

Dos horas después, insistió en el tema, con un tono más duro: “Señores del gobierno, Conaf, Onemi, quiero aclarar que nuestro ofrecimiento del avión para combatir los incendios no debiese ser un debate de helicópteros versus el avión”. En el mensaje además dijo estar dispuesta junto a su marido a pagar los costos de enviar el avión y su tripulación y lo que se necesite para que pueda operar.

El martes, a través de la cuenta de Twitter de Conaf, se informó que se autorizaba el ingreso del Super Tanker a Chile para “realizar una demostración de dos días de prueba, en los lugares que la Conaf determine, sin costos alguno para el Estado”.

Ese mismo martes, el jefe de la Conaf señaló que “queremos verificar en terreno la efectividad que tiene este instrumento”. Y aclaró que la llegada del Supertanker fue una oferta recibida y no una demanda de la Conaf.

“Aporta significativamente”

La postura expresada a principios de semana, sin embargo, cambió diametralmente el miércoles, ya con el avión operando en las zonas afectadas: sobrevoló Hualañé y realizó su primera descarga de agua.

Tras el estreno del avión, Cavieres dijo este jueves en La Tercera que “valoramos enormemente una contribución como ésta, que complementa y viene a aportar significativamente en un momento en que lo que necesitamos son recursos. Agradecemos la iniciativa e intentaremos sacarle el máximo de provecho”.

El aporte del avión fue valorado este jueves por el Gobierno tras su primer despliegue en las zonas afectadas. “El beneficio de Supertanker es al parecer indudable”, afirmó el ministro del Interior, Mario Fernández.

El manejo de la emergencia por parte del gobierno ha recibido críticas por parte de la oposición y parte del oficialismo. Desde el piñerismo han cuestionado la respuesta inicial del gobierno y apuntado a una demora en aceptar el ofrecimiento del Supertanker.

Este jueves, además, la Cámara de Diputados aprobó una comisión investigadora, que revisará la respuesta de la autoridad ante la catástrofe y las condiciones de los organismos destinados a estas tareas.

Fuente:T13.cl

Related Post

[mi]