En una publicación hecha a través de su cuenta de Facebook, el sociólogo Alberto Mayol comentó que “hoy, Falabella trae un inserto en el diario sobre uniformes escolares. 230 colegios venden en exclusiva sus uniformes en Falabella. A mil estudiantes por colegio, hablamos de 230.000 uniformes vendidos en lógica monopólica, sin poder elegir el prestador, venta garantizada pues el uniforme es obligatorio”

“A diez mil pesos de utilidad por uniforme (y todos sabemos que estoy quedando muy corto) son $2300 millones de pesos de utilidad por hacer prácticamente nada y por riesgo cero. Este hecho simple arrastra un hecho más complicado: Falabella ha entrado en cada uno de esos colegios en una relación de concesionaria, pagando un monto para ello .Y a su vez Falabella ha licitado la producción de esos uniformes a fábricas de pequeños o medianos productores”

“Es decir, ha pagado para ser el monopolio el mejor precio posible al colegio y ha dejado de pagar todo lo que pueda al productor del uniforme. Los colegios (todos privados) recibirán dinero por algo que no hacen, solo por obligar a comprar en un lugar; Falabella tendrá una utilidad garantizada y el libremercado real solo operará a la hora de ir a licitar esta producción a compañías que son las únicas en este camino que han hecho algo con valor: hacer el uniforme. ¿Esto es lo que defienden las compañías de retail cuando hablan de libremercado? Y agrego. No es solo Falabella, he dicho que 230 colegios están asociados a este retail; pero cifras similares están en Paris y Ripley. Se repartieron el mundo. Y no solo no les costó nada. Por el contrario, ganan mucho dinero sin mérito alguno”.


[mi][mi]

Related Post

[mi]