El portugués Cristiano Ronaldo se apuntó un gran gol en el duelo de Liga entre Real Madrid y Real Sociedad.

Después de varios partidos complicados, Cristiano Ronaldo ha vuelto a sonreír en la cancha del Santiago Bernabéu. El comandante portugués no sólo asistió a Mateo Kovacic en el primer gol de la tarde ante la Real Sociedad, sino que puso el 2-0 parcial con una exquisita definición de vaselina ante Gerónimo Rulli.

Kovacic lo lanzó y Cristiano, con tiempo para pensar, clareó al cancerbero argentino con un sutil toque. El arquero de la Real sólo decoró la jugada y Cristiano volvió a festejar ante la afición del club blanco.