Según la jueza Gabriela Pérez los ministros de la Segunda Sala de la Corte Suprema absolvieron en agosto de 2007 a Alejandro Guillier “porque era masón”. Tres de ello, dijo la magistrada, estaban ligados a la masonería.

Pérez investigaba entonces el caso de Chilevisión por la grabación oculta en 2003 al ministro del caso Spiniak, Daniel Calvo.

Al respecto, el ex ministro Nibaldo Segura, uno de los aludidos, aclaró en entrevista con El Mercurio que “esta es una suposición muy aventurada. A mí me colgaron que pertenecía a la masonería, lo que no niego. Fui masón y me siento muy orgulloso de ello, pero, fue mucho antes de que fuese nombrado ministro de la Corte Suprema, estaba ‘en sueño’ “.

“Vine a saber que este caballero (Guillier) era masón estando jubilado acá en Valdivia, después de fallar. Y aunque hubiese sabido antes, la institución no se presta para esas cosas. Solo la gente que no sabe de ella, piensa que hacemos ‘gauchaditas’ como se dice. Es una institución seria y respetable”, agregó.

Consultado por la absolución, indicó que “tiene que haber sido porque no había una responsabilidad”.

En esa misma línea, el ex ministro de Justicia , Carlos Maldonado, declaró: “Sus afirmaciones me parecen delirantes, lo digo consciente de la palabra. O la ex jueza Gabriela Pérez tiene una clara intencionalidad política o un gran problema en cuanto a su percepción de la realidad, sus recuerdos y suposiciones. O quizás ambas cosas a la vez. Sus teorías son sumamente aventuradas”.


[mi][mi]

Related Post

[mi]