La ex jueza Gabriela Pérez en 2007  investigaba la arista del caso Spiniak que involucraba a un equipo de Chilevisión en la utilización de una cámara oculta al interior de la oficina de Daniel Calvo, el magistrado que encabezaba la investigación por abuso de menores en contra del empresario.

En agosto de ese año, la Segunda Sala de la Corte Suprema absolvió de las acusaciones que cayeron sobre Alejandro Guillier, jefe de prensa del canal. Y ahora, hace unos días, la jueza afirmó que el hoy presidenciable, fue absuelto en ese tiempo porque “era masón”.

El primero en negarlo, fue el ex ministro perteneciente a esa sala de la corte, Nibaldo Segura, quien reconoció haber pertenecido a esa agrupación, y sentirse “orgulloso” de ello.

Ahora, el actual Presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, perteneciente a la masonería, fue categórico en desmentirlo. “La Corte Suprema integrada en aquella oportunidad por mí y por otras personas más, estimamos que este señor no tenía participación  directa en el hecho y fue absuelto. Entonces, ella ha manifestado que a su juicio si él es responsable y se le habría condenado porque era masón. Cosa que está muy lejos, absolutamente lejos de la realidad”, afirmó el magistrado luego de una reunión en La Moneda.

Dolmestch enfatizó que “nunca se ha utilizado eso, no hay ningún juez que contemple aquello. Pero además, la masonería no está para eso. Es una institución que lleva siglos tratando de que el hombre sea cada vez mejor, y si se le quiere involucrar en estas cosas tan pedestres, yo creo que es una ofensa para la institución más que para los miembros”, aseguró.

Por último, el presidente del máximo tribunal, le bajó el perfil a las afirmaciones de la ex jueza Pérez.  “Esto queda en una mera opinión, en una mera idea, de lo que ella cree que ocurrió hace diez años atrás, como si hubiera alguna consideración política. “Hace diez años nadie sabía quien iba a ser el señor Guillier”, concluyó


[mi][mi]

Related Post

[mi]