En relación al debate sobre el subsidio forestal del Decreto Ley 701, reanudado a propósito de los gigantescos incendios forestales que en estos días afectan a nuestro país, la Bancada del Partido Comunista y la Izquierda Ciudadana consideró necesario hacer algunas precisiones.

La masificación de las plantaciones forestales en Chile llegó de la mano del Decreto Ley Nº 701, promulgado en 1974, con el fin de impulsar el desarrollo forestal, estableciendo incentivos a la actividad. Impulsado por el entonces ministro de Economía, Fernando Leniz, fue implementado por Julio Ponce Lerou, cuando era director de Conaf y antes de llegar a SQM. Y fue altamente efectivo.

“El Decreto Ley 701, creado bajo la dictadura cívico-militar e implementado por Julio Ponce Lerou, significó la transferencia de ingentes recursos de todos los chilenos a empresarios adictos al régimen. Este subsidio de reforestación tuvo, además, serias consecuencias para el medio ambiente y para las comunidades”, explicaron desde los partidos.

Hoy, el sector forestal aporta con 3,1% del Producto Interno Bruto (PIB) anual y es el segundo sector exportador en recursos renovables.

En total, y según datos entregados por Conaf, desde que se aprobó hasta que terminó de entregar bonificaciones en 2015, el decreto aportó US$ 518 millones. Ayuda que benefició ampliamente a grandes forestales: el Grupo Arauco, de los Angelini, y la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), del Grupo Matte. Con el tiempo y a partir del Gobierno de Frei Ruz-Tagle, cuando se impulsó la primera prórroga del decreto, se empezó a girar en beneficio de pequeños propietarios. A esas alturas las grandes compañías ya estaban consolidadas.

Durante el mandato de Sebastián Piñera se prorrogó la bonificación del DL 701 por dos años más, línea que el  Gobierno de Michelle Bachelet intentó continuar, pero que terminó descartándose por el escándalo de la colusión del papel tissue, protagonizado por CMPC.

Asimismo aclararon que durante 2015, “nuestra bancada lideró diversas acciones para terminar con este subsidio, oponiéndose a su prórroga en el parlamento. Con ocasión del escándalo de colusión del papel tissue que involucró a las empresas Matte, exigimos poner fin al Decreto Ley 701, habida cuenta de lo inaceptable que resultaba financiar con recursos públicos a un grupo económico que dirigió un operación de defraudación contra miles de chilenos”, indicaron.

Esta demanda fue respaldada por diversos sectores políticos, que apoyaron mayoritariamente una indicación que propusieron al efecto en la Ley de Presupuestos para 2016. Del mismo modo, “impulsamos una Comisión Investigadora sobre la colusión del papel y el uso del subsidio por las empresas forestales”. Por lo que aseguran que “como consecuencia de estos hechos, el Decreto Ley 701, que durante 40 años benefició en principalmente a los grandes grupos económicos, no fue prorrogado y por lo tanto no otorga nuevas bonificaciones a empresas forestales”, manifestaron.

Por este motivo, “hoy no existen bonificaciones a las plantaciones forestales. En todo caso, el DL 701 no está derogado, porque regula otros ámbitos del tema forestal. Pero hoy no bonifica a las forestales”, aclaró también Flavia Liberona, directora de la Fundación Terram.


[mi][mi]

Related Post

[mi]