El candidato de la derecha tradicional y gaullista francesa, François Fillon, está en problemas. Y no solo por el crecimiento de la ultraderecha de Marine Le Pen que le quita votos en el electorado más nacionalista: La policía ha entrado hoy al edificio de la Asamblea Nacional para buscar pruebas en su contra, en un caso en que la Fiscalía investiga si su esposa Penelope cobró 500.000 euros por un contrato ficticio como asistente parlamentaria de él mismo.

De acuerdo informa el diario francés Le Figaro hay un operativo policial en curso en las dependencias del edificio del Parlamento, pero no en el despacho del candidato de Les Républicains, sino que en las oficinas administrativas. El Presidente de la Asamblea Claude Bartolome fue informado de las diligencias.

Ayer nada más el matrimonio debió comparecer en la Fiscalía de Asuntos Financieros, y dijeron haber aportado “elementos útiles para la manifestación de la verdad” en un caso que ya le está costanto puntos en las encuestas a Fillon.

En la plataforma change.org, más de 267.000 personas han respaldado ya una petición para que Penelope Fillon devuelva los 500.000 euros de dinero público que supuestamente cobró mediante el contrato fantasma. El escándalo fue revelado por la revista satírica Le Canard Enchaîné la semana pasada.

Fillon es el candidato de la derecha tradicional gaullista agrupada en Les Républicains, partido heredero de la UMP de Chirac y Sarkozy. En la elección de abril deberá enfrentar, entre otros, a la ultraderechista Marine Le Pen, el social liberal independiente Macron, el socialista Hamon y el comunista Mélenchon.


[mi][mi]

Related Post

[mi]