Internos de la Cárcel de Rancagua, coordinados por la capellanía y el apoyo de la fundación Nueva Era de la Gran Logia de Chile, lograron una donación de camiones de agua para ir en ayuda de afectados por los incendios. A partir de este primer envío, todas las iglesias evangélicas del país, serán un punto de recepción de agua embotellada en lo que se conoce como la campaña Agua Viva que impulsan personas privadas de libertad.

En Santiago, a las 11;00 de este miércoles 1 de febrero, en calle Fray Camilo Henríquez 424, ex reos ahora reinsertos sociales, junto al capellán de la cárcel de Rancagua, Obispo Jorge Muñoz, entregarán el primer camión de agua destinado a las comunas afectadas del sur, de paso invitarán a todas las personas a colaborar con agua embazada en las distintas iglesias evangélicas del país.


[mi][mi]

Related Post

[mi]