David Luiz se mandó un golazo de tiro libre en el partido de Premier League entre Liverpool y Chelsea.

La sensación de todos es que Mignolet colabora. Y es así. Pero no hay que restarle mérito al factor sorpresa de David Luiz. Cuando todos esperaban que Willian, el cobrador oficial de tiros libres del Chelsea, ejecutara la falta directa, el defensor brasileño hizo su recorrido, se acomodó y le pegó con una elegancia tremenda.

No fue el disparo más colocado, pero Mignolet recién terminaba de acomodar su barrera y no pudo llegar para atajar. Todos dudaron menos David. Y el brasileño le enseñó al fútbol inglés lo que es un MADRUGUETE…