José "Leo" Pinheiro es el ex presidente de la constructora brasileña OAS. Condenado a 16 años de prisión en el marco del caso Lava Jato -el multimillonario caso de corrupción política que sacude a Brasil-, Pinheiro iba a ser interrogado hoy en Brasilia por la fiscal chilena Ximena Chong, quien está a cargo del caso del jet privado usado en campaña por Marco Enríquez-Ominami y que fue facilitado por esa constructora.

La expectativa en torno a la declaración de Pinheiro ante la justicia chilena apuntaba tanto al jet de ME-O, como a la versión publicada a fines de enero por la revista Veja: apelando a un supuesto acuerdo de colaboración con la procuraduría de su país, el ex ejecutivo aportaría -entre otros- antecedentes sobre un supuesto aporte a la campaña de Michelle Bachelet.

"Mendonça (publicista que trabajó para ME-O) no es el único dispuesto a revelar entretelones de las campañas en Chile en 2013. El empresario Leo Pinheiro, ex presidente de OAS preso en Curitiba por la operación Lava-Jato, también incluyó en el índice de su propuesta de delación a la Procaduría General de la República, un capítulo sobre las elecciones chilenas. ‘Las revelaciones de Pinheiro no son buenas para Bachelet’, dice un investigador de Lava-Jato", decía el artículo de la revista Veja.

Silencio

Esta mañana, Chong -en el marco del acuerdo de cooperación entre las fiscalías de Brasil y de los países interesados en el caso Lava Jato- llegó hasta las dependencias de la Superintendencia de la Policía Federal en Brasilia.

Ahí interrogaría a Leo Pinheiro sobre los aportes de OAS a Enríquez-Ominami y sobre estos eventuales traspasos al comando de Bachelet.

Sin embargo, por instrucción de su abogado -dicen fuentes que conocen el caso en Brasil-, el ex ejecutivo optó por guardar silencio, para no autoincriminarse.

Pese a ello, la jefa de la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Centro Norte sí logró que este miércoles otro ex ejecutivo de OAS -Augusto Fonseca, ex director para el Cono Sur- respondiera las preguntas necesarias para la investigación.

Según relata este jueves El Mercurio, Fonseca habría confirmado que OAS cedió el jet privado para que Enríquez-Ominami lo usara en campaña (la ley electoral prohíbe el aporte de empresas extranjeras y el ex diputado tampoco lo declaró ante el Servel), pero habría asegurado que desconoce si la constructora hizo aportes en dinero a políticos chilenos.

Esta mañana, ME-O fue consultado por la declaración de Fonseca: "Muy tranquilo. No tengo nada que agregar cuando hay una investigación", fue su respuesta.

Fuente:T13.cl

Related Post

[mi]