Con el objetivo de enfrentar la evasión en el pago del pasaje del Transantiago, la ministra de Transportes, Paola Tapia, junto a la jefa del programa de Fiscalización, Paula Flores, y el director del Transporte Público Metropolitano, Guillermo Muñoz, anunció la creación de la nueva Coordinación contra la evasión, instancia que tendrá dedicación exclusiva para ejecutar medidas para disminuir dicha práctica.

"Desde que asumí el cargo, me comprometí con desarrollar un plan integral y estructural contra esta problemática, el cual comienza hoy, con la creación de la Coordinación contra la evasión (…) Como autoridades y usuarios del transporte público debemos hacernos cargo de este problema. Esta es una práctica injusta que daña el sistema y que no representa a la mayoría de las personas que sí pagan su pasaje cada día", indicó la ministra.

La nueva Coordinación contra la evasión trabajará con las empresas operadoras de los servicios en la conformación de mesas técnicas para recoger propuestas y gestionar su implementación, tales como torniquetes, zonas pagas, y evaluará la efectividad e implementación de tales medidas.

Además, supervisará a los distintos programas y divisiones del Ministerio en materia de evasión, tales como fiscalización, para generar estrategias en los controles y buscar una mayor cobertura, junto con la realización de trabajo conjunto de los equipos internos con Carabineros, PDI y las demás entidades involucradas; generará acercamiento a los usuarios, entrega de información y participación ciudadana.

Al respecto, el director de Transporte Público Metropolitano, dijo que "las iniciativas que como Ministerio estamos impulsando son en beneficio del 65% de los pasajeros que sí pagan su pasaje y que merece que el servicio sea de calidad y que no, por unos pocos, tienda a ser más riesgoso y ver sus tarifas incrementadas".

Zonas pagas móviles

En tanto, las autoridades dieron a conocer una nueva medida que consiste en la implementación de zonas pagas móviles que se instalarán en 14 puntos de las comunas de Santiago, Estación Central, San Bernardo, Quilicura y La Cisterna. Estas zonas permiten tener más control de las validaciones, al permitir el ingreso al paradero solo con el pasaje pagado. El plan, contempla la instalación de 62 nuevas zonas pagas, terminando el 2017 con 124 de estas.

“Al tener a los usuarios previamente validados, lo que se obtiene es un bus que demora menos en un paradero, lo que finalmente, se traduce en una mejora importante en los desplazamientos de los buses, y por ende, un viaje más rápido”, destacó el director del Transporte Público Metropolitano.

Fuente:T13.cl

Related Post

[mi]