La plataforma de cambio ciudadano Change.org, reporta que durante el último año han aumentado el número de peticiones en pro de los derechos de los animales en el país. La Brigada de Delitos Contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural Metropolitana (BIDEMA), han reportado un aumento del 16% de las denuncias por esta causa.

Casos de indignación ciudadana como el de Cholito dejan entrever que la ciudadanía busca respuestas por parte de las autoridades chilenas.

Campañas como No Son Muebles, #CosméticosSinTesteoAnimal o Justicia por Cholito, han logrado reunir más de 400 mil firmas en el país, demostrando que los chilenos se movilizan a favor de los derechos de los animales con fuerza en el país.

Tan solo en los últimos dos años se crearon 1.000 peticiones por esta causa, convirtiéndola en la causa número uno de participación ciudadana a través de la plataforma. Un ejemplo claro es Javiera González, una estudiante 17 años que al ver el vídeo donde dos personas agredían al perro callejero Cholito decidió crear una petición, pidiendo justicia. Ella logró que 192 mil personas firmaran y salieran a las calles apoyar su pedido.

También organizaciones como Vegetarianos Chile y NoMásViviSección han decido buscar el apoyo ciudadano, para pedir que se aprueben la ley de animales sintientes y la ley no más pruebas en animales vivos, ellos han logrado que sus iniciativas lleguen al Congreso y están esperando los debates por parte de los congresistas.

Los peticiones son tan diversas como las personas que las crean; pedidos como la aprobación de galgos y la liberación de los animales en los zoológicos, y la creación de un hospital veterinario gratuito, son las historias que logran movilizar a más ciudadanos.

A través de la plataforma ya se han logrado varias victorias, casos de éxito son la liberación del Chitaro del Circo de Las Montini, y el caso de justicia por el maltrato animal del Osorno, demuestran la efectividad del poder ciudadano.

En países como Argentina se logró que por ley nacional se aprobarán la prohibición de las carreras galgos, o en Colombia se logró que se aprobara la ley contra el maltrato animal. Estas son algunas de las historias que reflejan el poder de una firma.

Entre las casi 400 mil firmas ciudadanas, se han encontrado variadas razones por las cuáles apoyan esta causa animalista. Algunos de los comentarios como el de Patricia Balmaceda de Santiago quien afirma que “firmó por los sin voz, por el respeto, amor y empatía que se merecen” y Cynthia Del Valle de Santiago, explica que “considerar a los animales como seres sintientes puede ser un primer paso para combatir el maltrato y el abandono de manera más efectiva”.


Related Post

[mi]