Hoy, reafirmamos la palabra empeñada de poner fin al CAE y manifestamos nuestra plena disposición a incorporar en esta Ley de Educación Superior una fórmula que materialice y garantice este compromiso, asegurando, además, un sistema que lo reemplace cuando deje de operar, con éstas palabras la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, lanzó una verdadera bomba al inicio de la sesión en la Cámara de Diputados, en la que finalmente se aprobó en general el proyecto de reforma a la Educación Superior.

A pesar de que después del Comité Político de la mañana de este lunes ya se sabía que habría humo blanco respecto a la incógnita de la aprobación del proyecto de parte de los parlamentarios de la Nueva Mayoría, no había claridad -en los pasillos del Congreso-, sobre si se incluiría en el proyecto actual la eliminación del Crédito Aval del Estado.

Las alarmas se prendieron en la sesión del martes 11 de abril de la Comisión de Educación de la Cámara, cuando los parlamentarios rechazaron la iniciativa del Ejecutivo con los votos de la oposición, el diputado Giorgio Jackson y la abstención de la diputada Camila Vallejo. Tras la negativa al proyecto la diputada comunista señaló que la razón de su abstención respondía a la no inclusión del CAE dentro de la actual reforma y que el hecho de que su eliminación se dejara para un proyecto paralelo que sería ingresado por el Ejecutivo durante el segundo semestre, era “insuficiente”.

Frente a ésta crítica los operadores del Mineduc, liderados por la subsecretaria de educación, Valentina Quiroga, comenzaron a desplegarse con el fin de asegurar los votos de la Nueva Mayoría, entre ellos los de la bancada comunista, que se alinearon con la postura de la diputada Vallejo. La misma Presidenta Michelle Bachelet, reiteró públicamente el compromiso con la eliminación del crédito -que hoy cuenta con al menos 600 mil estudiantes endeudados-, pero no comprometió su inclusión en el proyecto actual, ante esto la diputada Vallejo reiteró vía Twitter: “Queremos que la reforma salga este año, pero que salga bien: fin al CAE el 2018 debe estar incorporado”.

El gobierno fue muy claro en su compromiso de eliminar el Crédito con Aval del Estado y reemplazarlo por un nuevo sistema sin la participación de la banca. Más aún, nos comprometimos a enviar un proyecto de ley en ese sentido durante el segundo semestre de este año, con el objetivo de que el CAE dejará de operar a fines de 2018, indicó la ministra Delpiano en su intervención respondiendo a la arremetida que había desplegado la diputada Comunista durante la semana, señal que fue agradecida por la parlamentaria en su intervención en la Cámara, en la que recalcó que “era necesario poner el énfasis en este punto”, agregó que en la Comisión Investigadora del Lucro determinó que “el CAE es funcional al lucro y la acreditación es funcional al CAE”, el que “ayudó a consolidar el mercado en el sistema educacional”.

“Este es un tema que la reforma no puede eludir, y no sólo por el carácter de fondo, sino porque había sido un compromiso del gobierno de la Nueva Mayoría, y de los parlamentarios de la Nueva Mayoría”, agregó la diputada. Luego, la ex dirigenta estudiantil aseguró que la decisión de no aprobar en general el proyecto la semana pasada rindió frutos y que no se “puede dejar de valorar”, ya que “recordó un compromiso (…) esto no se trata de un gallito político ministra”.

Finalmente advirtió que como bancada se encargarán de que el compromiso de Delpiano se materialice en la reforma, “no va a ser por culpa del Partido Comunista que esta reforma se vaya al tacho de la basura”, sentenció.

En la misma línea el diputado del PPD, Gonzalo Torres, aseguró que “si este proyecto, que aún no incluye la eliminación del CAE, vuelve a esta sala sin la indicación incluida será un proyecto rechazado”, ya que no permitirá que siga el mismo sistema en el que la “banca que se ha enriquecido con los recursos de todos los chilenos”. La también parlamentaria del PPD, Cristina Girardi fue más crítica, y apuntó a una serie de puntos que deja abierto el actual proyecto, el que definió como “un sistema regulador de los privados”, debido a que la actual iniciativa define los pilares para la Educación Superior privada, ya que el proyecto que regula a las instituciones estatales será tramitado en paralelo en el Senado. “Sería un error garrafal que el sistema siguiera al servicio del mercado y no del Estado”, indicó la diputada quien aprobó el proyecto del Ejecutivo y anunció una serie de indicaciones en el proceso de tramitación que seguirá en la Cámara.

Otros votos que eran una incógnita eran los de la llamada “bancada independiente” conformada por los diputados Vlado Mirosevic, Giorgio Jackson y Gabriel Boric, que hoy pertenecen al denominado Frente Amplio, tras el anuncio de la ministra Delpiano, los tres se retiraron de la sala y se reunieron para definir su voto, el cual fue de aprobación para el proyecto en las indicaciones específicas y abstención para el proyecto en general.

La vocería de la bancada la tomó el diputado Boric, quien inició su intervención recordando el año 2005, cuando “el trío Lagos, Vitar y Eyzaguirre consagraron el Crédito Aval del Estado”, agregó que en aquella época “nos trataron -a los estudiantes movilizados- de egoístas porque dijimos que era un sistema usurero que tendría a miles de familias endeudadas”.

El diputado de Movimiento Autonomista aseguró que “este proyecto no está a la altura no solo de las expectativas, sino al cambio epoca”. hizo hincapié en que “este proyecto no elimina los sistemas de financiamiento individual” y hasta “se quita la regulación de lo estatal”. Agregó que en el proyecto “el marco regulatorio actualmente propuesto tiene como límite la autonomía universitaria”, y señaló que tampoco se “aborda la importancia de democratizar nuestras instituciones, ya que la democracia no sólo se construye en los pasillos estrechos de este Congreso, sino en todas las universidades de Chile”.

Finalmente enfatizó en que la eliminación del CAE es resultado de las movilizaciones estudiantiles, “cómo no ponernos contentos con este anuncio  … si ahí hay un avance del Movimiento Social”, aún así -señaló- “no podemos aprobar un proyecto que en lo sustantivo no nos satisface”, por lo que los tres parlamentarios aprobaron el proyecto en las indicaciones que necesitaban quórum calificado y se abstuvieron en el resto del contenido.

Desde la oposición el rechazo fue transversal, a pesar de las intensas negociaciones que se desarrollaron previo a la votación en la Cámara, los parlamentarios dieron la negativa a la idea de legislar la iniciativa con 41 votos en contra, al igual que con las indicaciones que necesitan quórum calificado. La diputada de la UDI, María José Hoffmann, recalcó que el proyecto y las indicaciones ingresadas por el Ejecutivo no dan el ancho con las necesidades que han sido planteadas en la Comisión de Educación, indicó que “este es un mal proyecto” y agregó que más adelante los ministros a cargo de su tramitación, entre ellos Nicolás Eyzaguirre, se lamentarán de no haber cambiado los puntos solicitados por la oposición, razón por la cual rechazó el proyecto.

Por su parte el diputado Jaime Bellolio (UDI) indicó que “hemos visto saltos triples olímpicos para explicar por qué aquellos que votaron el martes que no hoy día votan que sí”, y agregó que “el Partido Comunista se da vuelta la chaqueta para votar a favor un proyecto de Sebastián Piñera”, esto debido a que el ex presidente había presentado durante su gobierno un proyecto que eliminaba el CAE.

La votación final del proyecto resultó con 67 votos a favor de la legislación en general, 41 en contra y tres abstenciones -de la bancada del Frente Amplio-, mientras que las indicaciones en particular resultaron con 70 votos a favor y 41 en contra. El proyecto volverá a ser tramitado a las comisiones de Educación de de Hacienda de la Cámara para ser tramitado en particular y ser aprobado antes del mes de agosto, plazo máximo que habría puesto La Moneda a los parlamentarios oficialistas.


Related Post

[mi]