Normalmente, Lukita Modric es el que reparte pero, esta vez, le tocó sufrir la habilidad de otro jugador. En la primera mitad de los Cuartos de Final de vuelta de la UEFA Champions League entre el Real Madrid y Bayern Munich, el francés Franck Ribéry le pintó la cara al genio croata con un cañito en el último tercio del campo

Lo dejó entrar y le pasó el balón entre los piernas…

OLÉ.

[mi][mi]

Related Post

[mi]