Resumimos la historia: después del segundo gol (offside) de Cristiano Ronaldo ante Bayern Munich, Gerard Piqué tuiteó unos significativos -e irónicos- puntos suspensivos, en alusión a la falla arbitral. El comentario del catalán despertó un montón de respuestas y una de ellas vino desde la cuenta del jugador del Crystal Palace, Pape Souarè.

La reacción de Pape fue responderle al jugador del FC Barcelona con una imagen de aquella noche en Stamford Bridge, en la que, claramente, Chelsea resultó perjudicado por el arbitraje. El tuit del senegalés consiguió más de 13,000 RTs y, al ver todo lo que había generado, fue eliminado en cosa de minutos.

Muchos madridistas y seguidores de la diversión tuitera tenían como nuevo ídolo al africano pero, este miércoles, se ha retractado de lo que, aparentemente, hizo. El ex Lille asegura que el no tuiteó la imagen, sino que lo hackearon.

“Hola a todos, sólo quiero informar que mi cuenta de Twitter fue hackeada ayer y las palabras que se dijeron o la foto que se compartieron no fueron mías. Mi equipo finalmente recuperó la cuenta, lamento el inconveniente. Muchas gracias a todos”, escribió Pape Souarè. O su equipo. O su hacker, JA.

¿Qué opinan, Invictos? Está bien que no haya querido tanto impacto y lo haya borrado, pero ya decir que fue hackeado… JAJAJAJA. ¿O alguien le cree al jugador del Crystal Palace?

[mi][mi]

Related Post

[mi]