La fundación Chile Transparente dio a conocer los resultados de su Índice de Transparencia de partidos políticos 2017, que midió a 33 partidos registrados legalmente, dando como resultado la reprobación de 21 de ellos.

El escenario general no es auspicioso: El conjunto de colectividades obtuvo una nota de 2,73 en una escala de 1 a 7. Los puntos más flacos resultaron ser los de ingresos económicos y declaración de ingresos e intereses de candidatos.

“Destacar que un primer grupo de partidos tiene nota sobre 6 y son muy diversos, no tiene que ver con sectores políticos”, dijo Precht refiriéndose a RN, al PS, al PRO, a RD, a la DC y a Todos.

Los mejores evaluados fueron Renovación Nacional con nota 6,9, seguidos del Partido Socialista con un 6,7 y el partido Progresista con un 6,4.

En la vereda contraria, los peor evaluados fueron Somos Aysén y Unidos Resulta en Democracia, dos partidos pequeños de reciente creación. Técnicamente bajo ellos se situaron otras tiendas que ni siquiera entregaron información: Por la Integración Regional (PIR), Wallmapuwen, Fuerza Regional Norte Verde (FRNV) y el Partido Regionalista de Magallanes (PRM).

De los partidos grandes y con representación parlamentaria los peores evaluados fueron el Partido Radical (2,3), el Partido Comunista (2,3), y la Izquierda Ciudadana (0,6).


Related Post

[mi]