Nico Otamendi tenía a Marcus Rashford de espaldas y alejado de su arco, pero no pudo detenerlo. El joven inglés sintió la marca del central argentino y, al percatarse de lo mucho que se le acercó, lo atendió con un exquisito SOMBRERO DE ESPUELA.

No sólo se trato de una acción de lujo, sino un recurso que le permitió proyectarse para un ataque del Manchester United en el derbi que se jugó en la cancha del Etihad Stadium.

OLÉ.

[mi][mi]

Related Post

[mi]