A través de una carta pública, dos ex funcionarias durante la gestión de Carolina Tohá, defendieron su gestión en el contexto del millonario déficit en el área de Educación difundido hoy por el alcalde Felipe Alessandri, que según dijo alcanza los 21.000 millones de pesos.

Magdalena Atria, ex directora jurídica y Alejandra Becerra, ex directora de planificación precisaron que  El déficit existente en la Dirección de Educación fue informado a las nuevas autoridades en el proceso de entrega, otorgando antecedentes detallados de su composición y proponiendo un plan de trabajo con medidas concretas para enfrentarlo. 

Además dijeron que las cifras difundidas por Alessandri son inexactas.   El déficit alcanzaba la cifra de 12.000 millones y no de 21.000 millones como se ha dicho ahora. Durante el año 2016 se trabajó arduamente para dimensionar y enfrentar dicho déficit, de consecuencia, sabemos su composición y características y disentimos de las cifras que se han entregado. Las hemos examinado y en ellas hay errores ostensibles al considerar como déficit cosas que no lo son y al sobreestimar los ítems deficitarios, explicaron. 

Las ex autoridades del municipio, detallaron el origen del déficit. El origen del déficit real de educación deriva de tres situaciones. La primera, y más importante, obedece a deficiencias en el cálculo y el control de las horas docentes. La segunda se debe a pérdidas de subvención y gastos adicionales provocados por las tomas y paros recurrentes y prolongados. La tercera tiene su origen en dos legislaciones aprobadas en los últimos años que generaron gastos adicionales que no fueron solventados. Se trata de la facultad de los nuevos directores para nombrar a sus equipos directivos, sin que se otorgaran recursos para indemnizar a los directivos salientes, y, en segundo lugar, de la legislación que reconoció la titularidad de profesores a contrata aplicando retroactivamente las horas que éstos impartían el año anterior. A ello hay que sumar que había un déficit de arrastre en educación, aunque menor, afirmaron.

Las ex funcionarias insistieron en que entregaron todos los antecedentes a la actual administración y los planes para enfrentar el déficit.

Al momento de producirse el traspaso a la actual administración se entregó un plan de acción con medidas, recursos adicionales y propuestas para enfrentar la situación de déficit durante 2017. Algunos de los elementos propuestos en ese plan incluían:

  • Recursos adicionales por 2,000 millones de pesos previstos en el Presupuesto Municipal para traspasar a educación.
  • PADEM aprobado que contemplaba una adecuación de las horas docentes para ajustarlas a la realidad de los planes de estudio y resolver la sobredotación, que se traduce en un ahorro anual de $4.000 millones.
  • Proyección de ingresos adicionales por 1.400 millones de pesos por parte del Ministerio de Educación por concepto de horas no lectivas y gratuidad.
  • Gestiones iniciadas ante el Ministerio para corregir la situación de los colegios que cumplen jornada escolar completa en Santiago, pero no reciben la correspondiente subvención, al igual que otras acciones tendientes a la calidad de la educación que se realizan sin financiamiento del Ministerio

Por último acusaron al actual alcalde de faltar a la verdad y ser oportunista. El reclamo respecto a un déficit de la Municipalidad, adicional a la situación de educación, es oportunistas y falta a la verdad, partiendo porque vuelve a abultar los números. Además, la Municipalidad arrastraba un déficit desde antes de nuestra administración y lo que hicimos fue reducirlo. Para refrescar la memoria, hacemos referencia al déficit de la Corporación de Desarrollo de Santiago por $2.600 millones que debió absorber el Municipio para sanearla, y a los ingresos consignados en el presupuesto 2013 que eran inexistentes y alcanzaban a 5.500 millones de pesos. A ello se suman $2.518 millones de cuentas sin pagar del 2011 que hubo que solventar y no estaban reconocidas en el presupuesto. Sólo por estos conceptos ya tenemos más de 10.000 millones de déficit heredado. De todos estos antecedentes, así como del déficit preexistente en educación, hay respaldos oficiales en los informes presupuestarios y rendiciones de la municipalidad

 


Related Post

[mi]