El Tomba ganó en su visita a Sport Boys y piensa en los octavos de la Copa Libertadores al estirar su ventaja como puntero en el Grupo 6.

Godoy Cruz se siente más cómodo en la Copa Libertadores que en el torneo local y así lo demostró con el 2-1 de visita a Sport Boys, en Bolivia, y quedar al borde de la clasificación a octavos de final.

El pasado fin de semana cayó 1-0 en casa de Talleres de Córdoba y acumuló su cuarta derrota en los últimos cinco partidos en Primera División. Pero a nivel continental, la historia cambia: ganó por tercera vez al hilo y a falta de dos fechas es líder del Grupo 6 con 10 puntos, tres más que Atlético Mineiro y le sacó seis a Libertad, tercero.

Además, la fortuna dentro del campo de juego está de su lado en la Libertadores. Al minuto 41, de un pelotazo largo y que parecía fácil de controlar, el arquero Yadín Salazar pasó de largo al saltar para atrapar el balón y Ángel González sólo tuvo que cumplir con empujarla al gol.

El Tomba se aprovechó de un rival que sufrió la renuncia del experimentado Xabier Azkargorta. Con Pablo Caballero ahora al mando, el dueño de casa no encontraba la manera de robar el balón y sólo fue espectador para observar la llegada del segundo tanto. Juan Fernando Garro, al minuto 66, jugó una pared con la intención de ingresar en velocidad al área y pudo definir por encima del guardameta.

Sport Boys intentó la heroica y poder sumar algo más que ese único punto en el Grupo 6. Jherson Córdoba marcó el descuento a los 70´, aunque pocos segundos después el propio colombiano fue expulsado por un codazo a Leandro Abecasis. Todo se derrumbó.

Para el cierre quedó el talento de Gastón Giménez, que enganchó una y otra vez dentro del área del conjunto boliviano hasta sacar un zurdazo bajo y cruzado que cerró el merecido 3-1 del Tomba en Bolivia.

[mi][mi]

Related Post

[mi]