Con los años se pierde la velocidad, resistencia y potencia física, pero no la clase, calidad técnica y magia. Ronaldinho volvió a ponerse la camiseta del FC Barcelona para participar en un Clásico de Leyendas (celebrado en Libano) y fascinó al mundo con su extraordinario toque de balón.

El primer equipo en pegar fue el FC Barcelona y lo consiguieron gracias a una conexión entre Dinho y Ludovic Giuly. El genio brasileño habilitó al francés con un NO LOOK PASS y éste resolvió con un espectacular remate de volea.

Un GOLAZO para recordar los viejos tiempos. Para recordar aquel gol que armaron Ronaldinho y Giuly para que FC Barcelona se clasificara a la final de Champions 2006…

EL JOGA BONITO NO CADUCA.

[mi][mi]

Related Post

[mi]