Después de varios años alejado del club en el que más brilló en su carrera europea, Ronaldinho volvió a enfundarse en los colores blaugranas. Ronaldo de Assis Moreira jugó El Clásico de Leyendas en Líbano y terminó llevándose el show.

El ’10’ comenzó con su exhibición desde el calentamiento. Fascinó con su freestyle en la previa para, después, romper el partido con sus milimétricos servicios. FC Barcelona le pegó (3-2) al Real Madrid y Dinho participó en las tres anotaciones de su equipo.

Las tres asistencias del Balón de Oro 2005 son buenísimas, pero ojo a la primera del partido. El sudamericano lanzó a Luduvic Giuly con un exquisito NO LOOK PASS.