En el día clave de la Democracia Cristiana, que definirá si irá a primera vuelta o a las primarias legales de la Nueva Mayoría, el ex presidente del partido, Jorge Pizarro, advirtió que muchos de los adherentes de la falange ya emigraron hacia la derecha. La gente que votó por nosotros ya se fue con Piñera hace rato, expresó.

Su opinión es que si Carolina Goic va  directamente a primera vuelta se genera efectos políticos complejos. Primero, se genera una competencia al interior de la coalición. Segundo, se termina en la práctica con lo que ha sido la Nueva Mayoría. Y se plantea una nueva etapa, una nueva forma de relacionarse. El riesgo que tiene esto es que, producto de las campañas parlamentarias y presidenciales separadas, lo que se hace es agudizar las diferencias. Y eso hace muy difícil que después, en una segunda vuelta o ya constituido un gobierno, se pueda trabajar en un programa común o en unir fuerzas con tanta facilidad.

Para Pizarro, el que Goic vaya directamente a las elecciones de noviembre produce un riesgo de facilitar, por la división de nuestras fuerzas, el triunfo de la derecha y debilitar la representación del partido y de la Nueva Mayoría.

La compleja posición en la que se encontraría la DC, desde el punto de vista de Pizarro, los podría llevar a un muy mal resultado y a un suicidio político si es que no se maneja bien.

Hace tiempo dije que Carolina tenía la gracia de haber unificado al partido en torno a su liderazgo para la mesa del partido. Pero, lamentablemente, con la misma facilidad con la que se unen las cosas se pueden dividir. Y siento que ahora estamos corriendo ese riesgo. Es un riesgo muy alto, expresó Pizarro.


Related Post

[mi]