El Xeneize se enfrenta con Arsenal con la vuelta de Pintita al equipo y la ilusión de reencontrarse con el rendimiento justo antes de la seguidilla.

Boca entrará la próxima semana en una seguidilla de partidos que será determinante a la hora de definir el campeonato. Al Xeneize se le viene Estudiantes, River y Newell's -e Independiente, que, dependiendo de algunos resultados también puede meterse en la discusión-, pero, antes, deberá enfrentar a Arsenal, en lo que será la última oportunidad para recuperar el nivel y, como consecuencia, la confianza.

Los dos empates ante Patronato y Atlético de Rafaela no dejaron conforme a Guillermo Barros Schelotto, quien, para peor, no pudo todavía encontrar al reemplazante de Ricardo Centurión. Ahora intentará con el juvenil Gonzalo Maroni, de 18 años. Sin embargo, la buena noticia es que este domingo recuperará a Fernando Gago y tendrá, al menos, la primera pata del problema resuelto: la salida limpia desde el fondo y el manejo de la pelota. La otra pata, el cambio de ritmo en los metros finales, por el contrario, sigue irresoluto. ¿Será Maroni la solución?

¿Cuáles son, entonces, los desafíos ante el Viaducto?

  • Volver a ganar: Por más que parezca una obviedad, Boca ganó solo un partido en La Bombonera en este 2017 y, después de Arsenal, el próximo encuentro de local será el Superclásico. Sumar de a tres ya no es solo una necesidad, sino también una obligación.
  • Sumar confianza: Las lesiones de Centurión y Gago, las dos figuras del plantel, dejaron rengo a un plantel que no logró reemplazarlos de la mejor manera. Con la vuelta de Pintita, como en el 2016, el Melli buscará no solo un triunfo, sino aquel buen juego que llevó al equipo a ganar tres clásicos seguidos.
  • Aprovechar la oportunidad: El conjunto de Humberto Grondona no llega de la mejor manera -marcha último-, el Pincha empató ante Independiente y los demás perseguidores tienen enfrentamientos complicados. El Xeneize debe aprovechar esta última chance que tiene pare escaparse, aunque sea algo, en la tabla.
  • Bancarse la presión: Newell's ganó y ya no es más el puntero en soledad. Una prueba de carácter para el plantel de Guillermo.

[mi][mi]

Related Post

[mi]