AFP

Panorama de los principales partidos de extrema derecha en la Unión Europea tras las elecciones presidenciales francesas, en las que Marine Le Pen obtuvo en torno a un 35% de los votos en la segunda vuelta.

Francia

Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional (FN), creado por su padre en 1972, es la finalista derrotada de las elecciones presidenciales francesas con alrededor del 35% de los votos.

Tras una campaña centrada en la salida del euro, el restablecimiento de las fronteras nacionales y la limitación de la inmigración, cosechó 7,6 millones de votos en la primera vuelta (21,3%), un resultado inédito para el FN. 

En 2002, su padre ya se había colado en la ronda final pero había sido ampliamente derrotado por Jacques Chirac, elegido con el 82,21%.

Países Bajos

El Partido por la Libertad (PVV) antiislam de Geert Wilders se convirtió el pasado 15 de marzo en la segunda fuerza del parlamento neerlandés por detrás de los liberales del VVD, con 20 de 150 escaños, cinco más que en las elecciones de 2012.

Hungría

El Jobbik (Movimiento por una Hungría Mejor) presidido por Gabor Vona, es la segunda fuerza del parlamento con 24 diputados.

Frente a la línea dura antiinmigración y autoritaria del primer ministro conservador Viktor Orban, el Jobbik se apartó un poco de los lemas violentamente racistas y antisemitas de sus inicios para centrarse en la corrupción, la salud y la educación.

Austria

El Partido Liberal de Austria (FPÖ) fundado en 1956 por antiguos nazis comprende corrientes pangermánicas y liberales.

Clasificado para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de diciembre de 2016, su candidato Norbert Hofer fracasó en convertirse en el primer presidente de extrema derecha de un Estado europeo.

El FPÖ cuenta con 38 diputados en el parlamento nacional.

Alemania

La Alternativa para Alemania (AfD), formación populista antiinmigrantes creada en 2013 y que flirtea con la extrema derecha, aspira a convertirse en las legislativas del 24 septiembre en el primer partido de derecha dura que entra en el Bundestag desde 1945.

Italia

La Liga Norte, un antiguo movimiento secesionista, se tranformó desde 2014 bajo el impulso de Matteo Salvini en un partido antieuro y antiinmigrantes. A principios de diciembre de 2016, militó con éxito por el "no" en el referéndum sobre una revisión de la Constitución que acarreó la caída del gobierno de Matteo Renzi.

A pesar de su escaso peso en el sur del país, la Liga Norte logró 18 escaños en la cámara de diputados en las elecciones legislativas de 2013.

Bélgica

El Vlaams Belang (VB, Interés Flamenco) aboga por la independencia de Flandes, provincia de habla flamenca de Bélgica. Ocupa desde junio de 2014 tres de los 150 escaños de la Cámara de Representantes, en claro retroceso porque su electorado se va al partido nacionalista Nueva Alianza Flamenca (N-VA). 

Grecia

Amanecer Dorado (AD), el partido neonazi xenófobo de Nikos Michaloliakos, logró un nuevo triunfo en las legislativas de septiembre de 2015 con la reelección de 18 diputados. Pero a principios de marzo este partido, 13 de cuyos diputados están siendo juzgados por formación de "banda criminal", perdió su lugar de tercera fuerza del parlamento en beneficio del PASOK (socialista) tras sufrir la deserción de un diputado.

Suecia

Los Demócratas de Suecia (SD) lograron un avance histórico en septiembre de 2014 al convertirse en la tercera fuerza del país con el 13% de los votos. Tienen 48 escaños de los 349 del parlamento tras haber excluido en febrero a una diputada por antisemitismo.

Creado en 1998 y presidido por Jimmie Åkesson, este partido nacionalista y antiinmigración se distanció de los grupúsculos racistas y violentos, muy activos en los años 1990.

Eslovaquia

Nuestra Eslovaquia (LSNS), el partido neonazi de Marian Kotleba lanzado en 2012, se benefició del temor de los migrantes para hacer en marzo su entrada al Parlamento, con 14 escaños de un total de 150.

Bulgaria

Terceros en las legislativas de marzo como parte de la coalición "Patriotas unidos", los nacionalistas búlgaros hicieron su entrada en mayo en el gobierno, donde ostentan cuatro carteras, dos de ellas de vice primer ministro.

Abiertamente hostiles a las minorías turca y gitana, los inmigrantes y los homosexuales, "Patriotas Unidos" dice ser sin embargo pro-UE y pro-OTAN. La coalición está compuesta por tres partidos, entre ellos la ultrarradical Unión Nacional Ataque (Ataka) surgida a mediados de los años 2000 con una retórica muy agresiva que reivindica "Bulgaria para los Búlgaros".

Fuente:T13.cl

Related Post

[mi]