El partido terminó sellando el descenso de los pericos y mucha polémica tras las burlas de algunos jugadores blaugranas.

La rivalidad entre Barcelona y Espanyol no se centra solo en los primeros equipos de cada club. El partido que tuvo lugar entre los filiales de ambos conjuntos terminó con el descenso perico al Grupo 5 de la tercera división y mucha polémica.

Algunos miembros del cuerpo perico se quejaron del comportamiento de algunos jugadores blaugranas tras confirmarse el descenso, con gestos con el pulgar hacia abajo en señal de burla y provocación.

El técnico del Espanyol B, David Gallego, se mostró especialmente molesto en la rueda de prensa posterior al partido, aunque no quiso entrar en detalles: Queda entre él y yo. Le dije que no hiciera el paripé de 'hay que pena me das'. Son del Barça pero a lo mejor mañana son del Reus. A veces te confunden estas situaciones. Hay que valorar la actitud de jugadores del Barça. Esto da muchas vueltas.

Por su parte, Gerard, técnico del Barcelona B, quiso destacar la dureza del juego perico durante el partido: “El Espanyol llevo el partido al límite. Nosotros también recibimos tarjetas, porque no queríamos dejar tantos espacios. El Espanyol B tuvo más ocasiones al inicio. Se olía el 0-1. Y luego Aleña lo sentenció”

[mi][mi]

Related Post

[mi]