La semifinal de Champions League puede acabar en otra tanda de penalties como en Milán. El técnico galo no confía en entrenarlos.



LA INTRAHISTORIA


El Real Madrid visita este miércoles al Atlético en el Vicente Calderón con la tremenda ventaja que le otorga el 3-0 del partido de ida en el Santiago Bernabéu. Los blancos tienen pie y medio en la final de Cardiff, pero el equipo colchonero promete guerra hasta que el árbitro pite el final del encuentro. Y ese final contempla la posibilidad de la prórroga y la tanda de penalties, lógicamente, al tratarse de una eliminatoria a doble partido. De  hecho, el Atlético ya ha ganado esta misma temporada por 3-0 a Osasuna, Valencia y Eibar, y es además el resultado más ‘asequible’ para los locales, siempre que consigan mantener la portería a cero.

Todas las noticias del Real Madrid

Sin embargo, en el bando madridista, nadie practica para la tanda de penalties pese a que es una posibilidad abierta. No por la confianza que tienen en alcanzar la final sin necesidad de pasar por los once metros. Que la tienen. Sino porque Zidane es fiel creyente de la teoría de Ancelotti de cara a los penalties: entrenarlos en la ciudad deportiva tiene poco sentido cuando luego hay que ejecutarlos en un estadio con 50.000 personas. “Es imposible en un entrenamiento simular la presión que se siente en el momento de lanzar”, confesó en alguna ocasión el técnico italiano. Y el propio Zidane también ha deslizado públicamente que no confía mucho en entrenar los penalties.

Irónicamente, el primer título del técnico galo con el Real Madrid llegó desde el ‘punto de fusilamiento’: precisamente la Champions League, ante el Atlético en Milán. Y los jugadores entonces ya reconocieron que no había ningún plan predeterminado, sino que fueron solicitando el balón aquellos que sentían más confianza en aquel momento: Lucas Vázquez, Marcelo, Gareth Bale, Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo, por ese orden.

Todas las noticias de la Champions League

Y es más, porque los dos siguientes títulos de este Real Madrid de Zidane estuvieron a punto de ser decididos igualmente en la tanda de penalties. En aquellos casos, a los blancos les bastó con la prórroga para batir a Sevilla y Kashima en la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, respectivamente. Y a punto estuvo también el Real Madrid de tener que acudir a los penalties ante el Bayern en los cuartos de final, por cierto. Resolvió también en la prórroga. Sin embargo, ni con estos precedentes la idea de Zidane ha cambiado lo más mínimo. Los penalties se pueden entrenar, pero difícilmente se pueden simular en el centro de entrenamiento.

[mi][mi]

Related Post

[mi]