El escritor y académico Rafael Gumucio escribió ayer en su cuenta en Twitter: La campaña contra las vacunas de los hermano Girardi fue más peligrosa para la salud de los chilenos que toda la comida chatarra junta.

Más tarde, adjuntó un link de una nota periodística sobre la solicitud de Girardi de prohibir las vacunas con mercurio y timerosal.

Este lunes, el senador Girardi reveló que fue Óscar Fuenzalida Calvo, dueño de franquicias de Doggis, Mamut, Juan Maestro, Popeye y de otros locales de comida chatarra, quien lo insultó en un avión LATAM camino a Guatemala, el pasado 3 de mayo.

De acuerdo a su versión, el legislador había hecho una petición a la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB) para que no entregue vales de alimentación que puedan ser utilizados en locales que vendan comida chatarra.

“Otra razón de la molestia del empresario de Doggis es mi posición contraria a que la beca Junaeb – un subsidio estatal- se utilice para proporcionar comida chatarra, así como que la adjudicación de su manejo esté ligada a la obligación de ofrecer menús alternativos de comida saludable”, detalló Girardi.

Y este jueves, Girardi respondió el tuit de Rafael Gumucio:



Related Post

[mi]