El Millonario quedó a siete puntos, con un partido menos. Boca mantuvo la punta, pero no sumó de a tres. ¿Quién está mejor?

Cada Superclásico tiene su condimento particular. Este, será clave para la definición del Torneo de Primera División. Porque Boca llega como único líder con 49 puntos y River, uno de sus perseguidores, suma 42 y tiene un partido menos por el postergado ante Atlético Tucumán.

Con todo esto, el Xeneize debería  el que llega más entonado al duelo del domingo en La Bombonera, más aún sabiendo que a pesar de su empate ante Estudiantes el último fin de semana,  su posición no corrió ningún riesgo ya que el único escolta, Newell's, perdió y Colón, que podía ubicarse a dos puntos, empató.

Sin embargo, el equipo de Guillermo Barros Schelotto arriba al Superclásico después de dejar varios puntos en el camino: empató tres de los últimos cuatro partidos. Fue entonces cuando el Millonario empezó a acercarse: no perdió desde que se reanudó el campeonato acumulando seis triunfos y dos empates. Eso sí, la última igualdad se dio en la fecha 21 ante Sarmiento, justo cuando Boca dejó dos puntos ante Rafaela. De ganar en ese encuentro, River se podría haber acercado más a su clásico rival.

Pero el equipo de Gallardo celebra más de lo que se reprocha por ese tropiezo: cuando se reanudó el Torneo, el Millo estaba séptimo y fue Boca el que le permitió acercarse. Como si esto fuera poco, el conjunto de Núñez tiene prácticamente la clasificación a octavos de la Copa Libertadores asegurada y entrar en la lucha por el título local es una especie de regalo.

Boca, en cambio, arriba a este Superclásico con la presión de saber que permitió que tanto River como Newell's, San Lorenzo y Colón, se le aproximaran y cada vez se le achica más el margen de error. 


[mi][mi]

Related Post

[mi]