El SII en la querella por delito tributario contra el periodista Cristian Warner, asesor estrecho de Marco Enríquez-Ominami el 17 de abril no incluyó una acción penal contra las empresas que hicieron aportes, mediante boletas por servicios no prestados, a sociedades ligadas a Warner, que presuntamente fueron a la campaña de ME-O en 2013.

Según reveló una investigación de CIPER, entre las empresas beneficiadas con esta determinación está la filial de la constructora brasileña OAS que entregó un total de  $59 millones que rectificó en su contabilidad como servicios no prestados a través de boletas emitidas entre el 14 de enero y el 1 de febrero de 2013, que se entregaron a la firma Cono Sur Research en la que Warner es el representante legal.

OAS tiene además una relación con el recaudador de la campaña de Bachelet, Giorgio Martelli. El nombre del geógrafo aparece en algunos mensajes de Whatsapp de los ejecutivos de la empresa brasileña, especialmente Leonardo Pinheiro quien lo identifica como uno de sus contactos en Chile.

Cabe recordar que en febrero, La Tercera publicó los antecedentes sobre el pago de $60 millones desde OAS a Martelli por la confección de un mapa de la zona de Chiloé, donde la empresa ganó un contrato dentro del consorcio que proyecta el puente Chacao. Estos pagos se registraron a Martelli y Asociados cuando Bachelet ya había sido electa, por lo que la defensa de Martelli descartó que se tratara de platas políticas.

Aunque la declaración del publicista Duda Mendoca reproducida en parte por la revista brasileña Veja indicó que las empresas brasiñeñas como OAS habrían interferido clandestinamente en las elecciones de Chile y Colombia

Paralelamente en la querella que el SII presentó contra Warner figuran los aportes que entregó Cencosud a la firma ligada a él Cono Sur Resarch. El conglomerado de retail, controlado por Horst Paulhmann entregó $48 millones al asesor de ME-O pagados en el lapso de un año entre 2013 y 2014, a través de 13 facturas.

El gerente general de Cencosud, Jaime Soler dijo en su declaración que “Según las facturas entiendo que existió un contrato que hablaba de asesorías de evolución del retail en Chile, en la sociedad no encontramos contraprestaciones de ese contrato y por ende procedimos a rectificar. Quiero reiterar que personalmente no tengo la certeza de que no existieron esas prestaciones, pero al no encontrar respaldos que acrediten dichos servicios en Cencosud decidimos con el fiscal (interno de la empresa) Carlos Mechetti y el presidente de la compañía don Horst Paulmann rectificar frente al Servicio”.

Con estos antecedentes el SII decidió optar por sancionar a estas empresas con una multa. igual como lo hizo  también a mediados de abrol con otra serie de empresas  como  Bci, Eccsa (Ripley), Empresas Copec, Inversiones Siemel, Abastible, Watt’s, Forestal Arauco, CelulosArauco, CorpBanca, Inversiones Caburga e Inversiones Newport, entre otras. Decisión que abrió una controversia con el Ministerio Público sobre sus atribuciones para perseguir delitos tributarios.

 

 

 

 



Related Post

[mi]