El autodenominado economista Rafael Garay, quien se encuentra procesado por los delitos de apropiación indebida y estafa reiterada, confesó que nunca padeció cáncer.

El ingeniero comercial reconoció ante la Fiscalía del jueves pasado que usó esta mentira como una estrategia para desviar la atención pública ante la estafa en la que se vio involucrado.

En la ocasión, explicó que sacó la información sobre los glioblastomas de Google y de algunas películas.

Cabe consignar que durante la investigación se comprobó que no hubo movimientos en su isapre relacionados a esta patología.

Respecto de los $500 mil que devolvió al tribunal, Garay explicó que deben ser entregados a Víctor Mellado, de 54 años, ex trabajador de la refinería Huachipato, quien quedó incapacitado para trabajar luego de caer a un recipiente con agua caliente en 2012.

Mi representado, que actualmente tiene el 56 por ciento del cuerpo quemado, invirtió con Garay parte de la indemnización que recibió de la empresa (…) moralmente Víctor es quien debe cobrar por su situación económica y por su incapacidad, dijo la abogada María Elena Santibáñez.



Related Post

[mi]