En marzo pasado se hizo conocida una carta pública escrita por el ex productor periodístico de la Radio Universidad de Chile, Nelson Navarro.

En la misiva, el ex trabajador denunció malas prácticas laborales, tales como trabajo a honorarios por varios años, incumplimientos a las licencias médicas y despidos arbitrarios.

Y contó que semanas después de haber sido operado por una angioplastía coronaria en la Clínica Tabancura, fue notificado de su despido a través de un correo electrónico. En ese momento, se encontraba en control con su cardiólogo, quien le había otorgado una licencia.

Son muchas las personas que durante estos más de 10 años he visto pasar por la radio, incluyendo importantes periodistas que se han visto afectados por decisiones basadas únicamente en el temperamento del director Juan Pablo Cárdenas, quien por motivos que muchas veces no son comprensibles para todos, despide o al menos reasigna de funciones sin explicación alguna, provocando desconcierto y temor en el equipo, sostuvo Navarro en la misiva.

Posteriormente, la carta fue respaldada por ex trabajadores de la emisora, quienes manifestaron su respaldo al ex productor y criticaron de paso al Premio Nacional de Periodismo 2005 y actual profesor de Ética y Tratamientos Periodísticos del Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile.

Este martes, 9 de mayo, se dio a conocer la decisión adoptada por el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi Véjar, quien el 3 de mayo ha instruido un sumario administrativo que investigará las denuncias por acoso laboral, sexual y otras irregularidades administrativas, antecedentes que entregamos formalmente a la Dirección Jurídica de la Casa de Bello el 13 de abril, y que apuntan como responsable de estos hechos a Juan Pablo Cárdenas, director de la Radio Universidad de Chile”.

Así lo dio a conocer un grupo de trabajadores y ex trabajadores de la emisora, quienes afirman que obedeciendo al Protocolo de Actuación ante Denuncias sobre Acoso Sexual, Acoso Laboral y Discriminación Arbitraria -aprobado en enero de este año por la rectoría de la universidad- fueron informados por vía electrónica el pasado viernes 5 de mayo.

La institución designó como fiscal sumariante a Verónica Retamal Neira, jefa de gabinete de la Vicerrectoría de Asuntos Económicos y Gestión Institucional de la universidad.



Related Post

[mi]