Este jueves, en una declaración pública, el Partido Socialista, reaccionó al reportaje de Mega que mostró como la colectividad ha invertido a partir de 1999 los recursos que recibió desde el Estado, por la confiscación de sus bienes durante la dictadura. En la cartera de inversiones se encontraban papeles en empresas reguladas por el Estado, como las del sector eléctrico, o las autopistas, e investigadas por la justicia como la minera SQM, ligada al ex yerno de Pinochet, Julio Ponce.

El partido comenzó su explicación aclarando que la gestión financiera de dicho recursos ha seguido un camino de creciente transparencia autorregulada, y que luego de crear una comisión dentro del partido para administrar estos recursos, esta misión recae ahora en una entidad financiera externa sin especificar cual es exactamente.

Sobre la naturaleza de sus inversiones, el PS explicó que la totalidad del patrimonio financiero del Partido Socialista de Chile está actualmente invertido en instrumentos de renta fija nacional. Por tanto, nuestro partido no tiene inversiones en acciones ni en el extranjero. Además las decisiones de inversión las adopta el administrador financiero externo y no el partido.

Además recalcaron que ningún militante se ha beneficiado personalmente con estos recursos y que en la práctica tienen un fideicomiso ciego, sobre el cual anunciarán nuevas condiciones para elevar los estándares de transparencia. A pesar de haber ceñido siempre nuestra gestión financiera al cumplimiento de la ley, la nueva dirección del Partido ha resuelto elevar los estándares regulatorios con criterios más exigentes de transparencia. Para ello haremos públicas las nuevas instrucciones del mandato de administración de nuestro patrimonio, anunciaron.

Por último, dejaron espacio para criticar el reportaje de Mega, asegurando que tiene motivaciones políticas para favorecer a Sebastián Piñera Esta declaración es para informar a nuestra militancia y a los chilenos, pues el reportaje emitido anoche por una estación de televisión, fue construido sobre la base de información fragmentada y desactualizada, lo que ha inducido a confusión en la opinión pública, y además se ha prestado para descalificaciones, entre otros, de Sebastián Piñera, con evidentes intenciones de aprovechamiento político y electoral, quien acaba de hacer su declaración de patrimonio con letra chica y ocultándole información a los chilenos, concluyeron

 



Related Post

[mi]